Kataklysm en Chile, Los mensajeros del apocalipsis

Siendo las 20:00 hrs se pueden escuchar los acordes dentro de Blondie discoteque de la emblemática banda Cerberus, abriendo los fuegos para la banda que venia prometiendo visita hace ya bastante tiempo: Kataklysm, para mi sorpresa (y pesar) no me encuentro más que con 40 creyentes disfrutando la banda, quienes profesionales y fieles a sus creencia presentan un show impecable, la banda liderada por Juan Pablo Baquedano hace de las suyas en el escenario, con un setlist corto, pero preciso, nos hacen disfrutar con Excrementes of Purgatory, Ebola, Decimation, Brutalized y el ya clásico Inmortal Hate, haciendo cantar y disfrutar a los asistentes. Siento que es una lastima un setlist tan corto en comparación a la basta experiencia que tienen, pero este 06 de Mayo celebrarán los 15 años de Ebola con un show a la altura en el Oxido y será el desquite para quienes nos quedamos con gusto a poco.

Después llega el turno de Recrucide, quienes en su fiel estilo Death/thrash, nos presentan un setlist a gusto y con la energía que los caracteriza, encienden a los ya cerca de 70 asistentes, abriendo con Death Confession del álbum Blood Divine del 2011, siguiendo con un setlist cargado a su ultima placa Svpremacy del 2014 con Ritual, God Didn’t, Uncontrolled, Hipocrita (con el debido saludo a quienes corresponde) y Obliteration, cerrando con Art of Crime del Blood Divine, que mas se puede decir de ellos, una presentación impecable y una muy buen apuesta en escena dejando cargados de potencia a los presentes. Ambas bandas fieles representantes de la excelencia de la escena chilena

DSC_8278-001

Cuando son cerca de las 21:40 hrs y con la aclamación del publico salen al escenario los tan esperados canadienses Kataklysm liderados por su carismatico frontman Maurizio Iacono, quien en todo momento muestra su felicidad por estar en nuestro país, amables y sonrientes en un momento y al segundo siguiente se desata la locura con Like Angels Weeping (The Dark) y uno puede sentir la potencia empujandote, siguen con The Black Sheep con un potente Death Metal melodico, sigue As I Slither (mi favorita) con los asistentes coreando, levantando los puños y cabeceando, Taking th World by Storm lleno de fuerza, At Edge of the World, la pegajosa The Ambassador of Pain otra de mi disco favorito Serenity in Fire del 2004, Manipulator of Souls a esa altura a uno no le interesa si vinieron 200 o 2000 personas, el cabeceo es incesante y miras al de al lado como compañero de armas, sigue Where the enemy Sleeps, en Push The Venom el publico salta al ritmo de los ametralladores acordes, se sienten los riffs de Thy Serpent’s Tongue y vamos otra vez, Blood in Heaven y Jean François Dagnais hace de las suyas en la guitarra, Soul Destroyer, Serenity in Fire y el publico coreando el nombre de la banda, Crippled & Broken marca el climax de la noche.

The Road to Devastation, bajan del escenario y el publico grita el nombre una y otra vez hasta que la banda vuelve por el encore con In Shadows & Dust, cerrando con Elevate. Y con una sonrisa en los labios Maurizio Iacono (vocalista), Jean François Dagenais (guitarra), Stéphane Barbe (bajo) y Olivier Beaudoin (bateria) se sacan la foto de rigor con el público a sus espaldas.

DSC_8368-006

Muchos creen que hacer un Live Review es fácil, solo ir a la tocata y listo, pero como traspasar a palabras el TUMB! TUMB! Que sientes en el pecho y que se distribuye por tu cuerpo envolviéndote en una catarsis de poder y fuerza? O la impotencia que te da el ver a la producción corriendo y manejándose como relojito, moviéndose como un ejercito organizando de hormigas que mueven, sacan y ponen instrumentos, cables, parches, con los tiempos justos para que todo salga a la perfección, luces perfectas, puesta en escena perfecta y que solo vayan 200 personas? Que las bandas se entreguen con un profesionalismo que ya se quisieran otros para tocar en un local semi vacío? Donde están los fanáticos que hace unos 4 años compraban poleras y discos de Kataklysm como pan caliente cuando anunciaron que venían? Es ahí cuando uno se plantea muchas cosas, es verdad que la banda no será del gusto de muchos y que no son tan conocidos por estos lares, pero para mi no es el caso de esta banda que demostraron ser amables, conversando con el publico en todo momento, compartiendo y mostrando la alegría de estar en nuestro país, agradezco a los pocos asistentes que fueron por que a punta de vítores les mostraron a la banda que no venían en vano, que eran pocos, pero los pocos que habían les dejaron claros que valdría la pena volver…aunque sea para tomar “el mejor vino del mundo”.

Por: Claudia Toro
Forografías: Mauricio Donoso