Entrevista a Endimion, bajo el tenue sol del invierno del sur de Chile

Es innegable que el Doom metal chileno posee reconocimiento internacional, ya son varias las bandas que han incursionado en giras internacionales que han determinado a Chile como uno de los referentes del Doom Sudamericano pero tras algunos años, estas corrientes se  han apaciguado y varias bandas han desaparecido, Endimion, oriundos de Concepción ha sido una banda sobreviviente de todo este oleaje y se preparan con todo para afrontar lo que queda de este 2017, para esto contactamos a Matías Ibañez, frontman de la banda para que nos contara un poco de los planes de la gran banda penquista.

Fue hace ya casi 7 años atrás en que escuchamos de Endimion y su primer disco ¿En qué ha estado la banda durante estos años?

Harto rato ha pasado desde nuestro primer disco; después de ese álbum, nos centramos principalmente en comenzar a componer material nuevo, sin mucha actividad en cuanto a tocatas; yo estaba viviendo en Santiago y el resto de la banda estaba principalmente trabajando en lo que terminó siendo “Latmus”, eso además de lo difícil que era ensayar y trabajar a distancia.

Durante varios años Endimion fue considerada la banda familia en la que convergían tres hermanos y amigos de largos años, ahora las cosas han cambiado un poco ¿Podrías hablarnos de los cambios que han ocurrido en la banda y que aporte ha traído a la composición?

El primer cambio, fue la salida de Tomás Ibáñez luego de grabar LATMUS, a mediados de 2015, una salida “programada” por así decirlo, en la cual Tomi se dio el tiempo de apoyar al nuevo guitarra, Pablo Cifuentes. La llegada de Pablo implicó un cambio en la ejecución de los temas, ya que él tiene una escuela mucho más “metalera” por llamarlo de alguna forma”, que la que tenía Tomi.

A principios de este año (2017), Fabián Alarcón decidió dar un paso al lado por razones personales, luego de terminar la gira por Santiago, Valparaiso y Rancagua; su salida la verdad es que nos sorprendió mucho, pero claramente lo apoyamos al 100%, en su reemplazo, entró Tannus Anguita, quien definitivamente tiene una forma muy diferente de tocar que Fabián, aportando mayor “progresividad” en su forma de ejecutar los temas.

Con esos cambios, claramente se proyecta un proceso de composición muy interesante y distinto, creo, a lo que veníamos haciendo, eso pese a que LATMUS ya tiene una línea distintiva de lo que hicimos previamente.

 

Volviendo un poco al pasado y recordando las canciones del primer disco, el cual se diferenciaba mucho del Doom Nacional que estaba en boca de todos, que podemos esperar del largamente esperado nuevo disco? Podrías contarnos acerca del concepto que abarcará y que cambios esperamos en las canciones? Tu forma de cantar variará?

LATMUS viene absolutamente “renovado” respecto de nuestro primer disco, musicalmente se trata de un álbum complejo en su composición, que mantiene una génesis en el Doom/Death que habitualmente practica la banda, incorporando muchos elementos rockeros, Grunge e incluso Death Metal, las canciones presentan harto mid tempo, cambios de ritmos y otros elementos que lo convierten en una pieza interesante de escuchar.

Conceptualmente, nos abocamos a realizar una adaptación del mito de Endimion y Selene, enfocándolo desde una interpretación oscura y pesimista de lo que originalmente es una historia romántica; a partir de esto, tomamos el mito y lo replanteamos como una historia que se presenta a través de las canciones como “episodios” no necesariamente correlativos. Como dato importante, las líricas están escritas completamente en español.

Y respecto a mi forma de cantar, creo que hay una evolución importante, un trabajo más consciente respecto de las voces. Hay más utilización de voces limpias, mientras que los guturales están mejor logrados, a mi parecer.

La banda es oriunda de Concepción pero últimamente no ha esta tan activa en si escena como antes y la presencia de las bandas doom ha disminuido con el paso de los años ¿Cómo explicarias el letargo de la escena Doom metal chilena que hace tan sólo unos años atrás era la más importante a nivel nacional?

Creo que si bien la escena Doom nacional aparenta estar aletargada, creo que en realidad se están gestando cosas muy grandes en silencio. Históricamente Santiago es la ciudad que más doom metal ha concentrado, y eso no ha cambiado mucho, sin embargo cada vez más bandas de regiones se han abierto paso a nivel nacional e incluso internacional. El doom nacional sigue siendo muy respetado y valorado fuera de Chile, pero creo que el público nacional es más “tarrero”, pero yo cacho que es cosa de tiempo, con todo lo que se está haciendo “bajo tierra”, la escena pinta para algo brutal, simila a lo que sucedía hasta hace unos cuantos años atrás.  

Últimamente te hemos visto muy ocupado con tu exitosa carrera como solista ¿Podrías contarnos cómo fue concebido Gruntode?

Gruntode es un proyecto antiguo, lo creé el año 2008 como una forma de juntar dos elementos que siempre me han atraído mucho: poesía y guturales. En un principio la idea era crear improvisaciones en guitarra, recitando poemas también improvisados, con voces guturales; en esa modalidad publiqué ese mismo año el demo “Grunts”. Luego de eso, el proyecto quedó tirado hasta el año 2015, donde decidí darle un giro y tomarlo en serio.

De esa manera, me centré en aprender a tocar mejor la guitarra y a componer nuevos temas, manteniendo algunas recitaciones guturales y modificando algunos temas instrumentales grabados inicialmente como improvisaciones, eso dio forma a este primer disco, “Siniestro”

Las atmósferas de tu disco solista, distan bastante de Endimion y no se parecen mucho a otras cosas vistas. De donde sacas toda esa fuerza en la composición y la expresión de tus letras? Me ha llamado mucho la atención que tan sólo una guitarra, la atmósfera que conseguiste es admirable, dando una gran lección a una escena llena de artimañas y efectos.

La raíz actual de Gruntode es el Folclore, siempre he estado ligado a la música de raíz folclórica latinoamericana, allí yo creo que radica gran parte de la fuerza que tiene este disco; junto a eso, está mi gusto por el neofolk europeo, que me llevó a interiorizarme más en la utilización de voces limpias y susurros, junto a algunas voces guturales, que permiten matizar cada momento del disco. Y claro, Gruntode es un concepto visceral, minimalista y pesimista, una especie de interpretación mala onda de la vida, que además esconde mucha rabia, rabia por la pérdida, por la distancia y por la vida.

Si creo que hay mucho Doom metido entre medio, quizás si tocara lo mismo, pero con guitarra distorsionada y batería, sería una interesante banda Doom/Death jajajajaja.

Referente a la escena musical actual ¿cómo definirías las oportunidades a nivel nacional? ¿Consideras que la gente en Chile cuida a sus bandas y artistas?

Me da la impresión de que en los últimos 2 años ha ido mejorando el tema de oportunidades para las bandas chilenas, en el sentido de que existen más posibilidades para salir a tocar fuera de tu región, en ese sentido, creo que existe una mayor valoración al menos desde productores y otras bandas que se están dedicando a producir eventos; sin embargo, creo que Chile no tiene una cultura de “cuidar”, como tú dices, a sus artistas, somos más consumidores de lo foráneo, independiente de que hayan ciertas bandas que actualmente están llamando la atención a nivel país, es todavía un tema en desarrollo, nos falta mucho no solo como público, también como músicos, como constructores y “compañeros” de una escena artística que aún está medio en pañales.

Años anteriores el público Doom era reconocido por ser protector y promotor de sus bandas, los años han pasado y esto se ha perdido bastante ¿crees que no hubo alguna renovación en los oyentes?

No se si particularmente de los oyentes, tiendo a pensar que en realidad no hubo una muy activa renovación de las bandas; recién hace un par de años empezaron a sonar un par de bandas nuevas en el circuito Doom, entonces, no podemos esperar que la gente siga al pie del cañón solo porque sí. Sin ir más lejos, el mismo caso de Endimion, llevamos 7 años sin publicar material nuevo, es muchísimo tiempo, y con eso solo logras que el público pierda el interés en lo que haces. Hay otras bandas que se han mantenido vigentes, publicando material de forma constante y tiene su público ahí, vigente. Así que el tema es más bien reciproco, la gente va a valorar y cuidar a sus artistas, pero el artista, la banda, debe cuidar también a su público. Por eso…Latmus se viene buenísimo! Endimion se reivindíca este año!! Jajajaja.

Recomienda tus 5 nacionales favoritos y tus 5 internacionales.

Nacionales:

  • Astor Voltaires
  • A Sad Bada
  • Poema Arcanus
  • Mourners Lament
  • Ankén

Internacionales:

  • Requiem (Suiza)
  • Dominia
  • Ne Obliviscaris
  • Fleshgod Apocalypse
  • The Faceless.

Podrías dejar un mensaje a quienes vayan a leer esta entrevista?

Chile tiene una riqueza tremenda en cuanto a bandas de distintos géneros, dense el tiempo de buscar, descubrir y disfrutar la diversidad de sonidos que han surgido al amparo del rock y del metal durante los últimos 4 o 5 años.