Anthrax y Assasin en Chile, desataron la locura en Santiago.

Esta vez fui como publico, pero igual dejaré mi opinión por acá:

Forahneo: Banda que la “escena” nacional no ha sabido apreciar por culpa del chaqueteo y el pelambre mal habido de miembros de otras bandas y que los amigos replican como loros, dese el tiempo de escucharlos y se llevará una grata sorpresa. 


Assassin: es extraño escuchar a una banda icono de tantos años con una voz completamente diferente, en que muchas veces hizo sonar los temas de una manera totalmente diferente a la acostumbrada por los fans, se echa de menos a Robert Gonnella , tanto por el carisma como por su inconfundible tono de voz, otro punto fue el bajo volumen a la guitarra de Frank Blackfire y la falta de algunos clásicos como Bullets. En todo lo demás excelente sonido y puesta en escena, en ese punto Blackfire se robó el show.


Anthrax: Uno sabe que siempre que va a un show de esta banda es una fiesta segura, aunque no fue su mejor presentación, ya que el sonido estaba saturado a ratos en que no se podían escuchar los temas con nitidez, aparte de eso un par de temas que estuvieron demás y faltaron otros (I’m the man lo esperé todo el rato, aunque hace rato que no la tocan), pero de todas maneras el público vibró con los temazos de siempre, Got the Time, Caught in a mosh, Madhouse, Medusa, I am the law, March of S.O.D. (por mi que tocaran al menos tres temas de ellos), Antisocial, Indians y nos regalaron Among the Living que no estaba en el setlist original. Demás esta decir también que el Caupolican hervía en gente, casi literalmente, pocas veces puedo ver un mosh pit tan “espeso”, había tanta gente que era difícil moverse rápido, los que estuvieron ahí salieron “sopeados” al máximo.

En fin, una grata jornada, cuando me preguntan por que voy tanto a recitales les diré que es por la simple razón es que en ellos vuelvo a ser adolescente, gritar, cabecear y botar todas las rabias y penas que la vida me pueda dar, se olvidan los achaques y además el placer encontrarse con los amigos que están en la misma que uno, es así de simple.

Por: Claudia Toro
Fotografía: Crsitian Carrasco