Infernal Thorns – Diabolical goat presence (Chile / Independiente 2017)

Infernal thorns nace en Valparaíso en el año 2003 después de varios intentos por parte de Andrés Arancibia para formar una banda death metal. La agrupación estuvo activa por tres años con varias interrupciones producto de constantes cambios de alineación y donde finalmente se grabaron dos singles, “Impious Bloodbath” y “The Cross Falls With God”. Durante un largo tiempo la banda estuvo congelada hasta el año 2014 donde se inicia la grabación del LP debut, “Diabolical Goat Presence”, terminando su grabación a fines del 2016 y editado de manera independiente a fines del 2017. Actualmente la banda se está formando con músicos estables para presentar el disco en vivo y con planes de grabar un segundo LP para mediados del 2018.

Acá hubo mucho tiempo invertido, sudor, dinero y entusiasmo. Todos elementos vitales para obtener un producto con esta calidad porque esto suena realmente brutal. Una patada en la cabeza desde el primer riff. Además de un CD con producción totalmente profesional, inserto y gráficas de excelente calidad.

Con este disco recordé una entrevista a Mikael Akerfeldt sobre Bloodbath, donde decía que la idea de la banda era hacer una mezcla del death metal de Florida y Suecia. Eso precisamente es lo que entrega Infernal Thorns, un death metal que toma diferentes elementos para lograr un sonido propio. Por eso es difícil encasillarlos y no queda otra que disfrutar. En cuanto al sonido, la banda se inclinó por algo más bien moderno y potente, sin abusar de los bajos, lo que le da gran notoriedad a cada instrumento y un carácter más profesional. Esto en parte del trabajo de Nicolas Arce (Húsar, Battlerage) quien además grabó las guitarras en este disco.

Grandes momentos de este disco son “The forgotten reign of shadows”, tema que da inicio a este álbum y que comienza directo al cráneo demostrando que estamos frente a un disco brutal. Buenos cambios de ritmo, solos de guitarra, velocidad, ingredientes perfectos, “The cross fall with god” el tema más mochero del disco, ideal para salir a la pista de baile, le sigue pegada “Diabolical presence” que sigue con la velocidad, “Soul blasted” otro tema mochero con unos riff increibles de principio a fin.
Se me quedaba “Red clouded sky” otro tema directo al hueso, con mucho blast beat, buenos riff y interludio de guitarras acústicas para descansar.

Otro punto interesante son las voces de Andres Arancibia quien logra manejar varios matices con sus cuerda vocales a lo largo de los temas, usando agudos y guturales, logrando de esta forma temas más interesantes.

Para finalizar queda totalmente recomendada esta gran producción nacional e independiente que demuestra que con trabajo y perseverancia se pueden lograr tremendas cosas.