Unleashed en Chile, la sinfonía del apocalipsis

El pasado viernes 7 de diciembre tuvo lugar una nueva versión del Spider Fest ”Final ceremony” el cual juntaría a los americanos de Abysmal Dawn con los blackers holandeses Carach Angren junto a las leyendas suecas de Unleashed en una jornada única la cual quedará en la historia del metal nacional.

Alrededor de las 7:20 de la tarde en una calurosa Blondie después de los teloneros nacionales de Soulburn y Despodents Chants aparecían en escena Abysmal Dawn. En unos 40 min de show lograron demostrar todo el poder de su reconocido death metal técnico tocando temas de sus cuatro lanzamientos. Por supuesto el público disfruto de la excelente puesta en escena de la máquina americana quienes dejaron en claro que no están para cosas chicas, clásicos como “Programmed to consume”, “Grotesque modern art” y “My own Saviour” hicieron que el público asistente cabeceara a mas no poder. Fue para muchos una novedad dejando además bien puesto el nombre de la banda en nuestro país.

Una pequeña pausa después del show de los americanos y la discoteque se veía más repleta de fans que venían a ver a los blackers holandeses Carach Angren, quienes han sido llamados por los medios como la salvación del nuevo black metal. Venían precedidos por su última placa lanzada el 2017 “Dance and laughs amongs the rotten” la que con una excelente acogida a nivel mundial se esperaba validara su fama en estas tierras y el titulo de salvadores otorgado por los medios.

A eso de las 8:15 saldría a escena la banda con su tradicional puesta en escena, además del corpsepaint que hace juego perfecto con su show. “Charlie” daría la partida al show, temazo para encender al respetable con ese inconfundible sonido brutal y épico, continuaron con “General Nightmare” y “Blood Queen” en ese momento el público extasiado y con un recinto casi repleto demuestran que el show de los holandeses es oro puro. Los fans respondieron coreando varios temas demostrando el cariño nacional cuando la banda se la juega en el escenario.

Continuaron con “The funeral dirge of a violinist” y “Lingering of a imprint haunting” los cuales con un sonido espectacular y su puesta en escena serían los temas perfectos para cerrar el show antes de su encore y terminar con “Bloodstained on the captains log”, tema ideal para finalmente ganarse completamente al público presente. En poco más de 45 minutos lograron dejar en claro que están para grandes cosas cimentando una gran trayectoria a nivel mundial. Un gran show que tuvo algunos problemas de sonido que quedaron en el olvido gracias a una tremenda puesta en escena.

Ahora sería el momento que muchos habíamos esperado por años, desde los 90s escuchando “Before creation of time” en MTV. La armada sueca de Unleashed hacía su debut en Chile y venían con álbum recién lanzado “The Hunt for White Christ” un gran disco aclamado por la crítica mundial. Durante más de 30 años de música los suecos han sido la cara precursora del OSDM y actualmente son una de pocas hordas de death metal que quedan de esos tiempos y es claramente un placer tener tales leyendas presentes en un escenario nacional, y como toda deuda se debe pagar, alrededor de las 9:45 de la noche a un lleno máximo salían los suecos a escena y en ese momento ya se sentía la ansiedad del público por poder presenciar un pedazo de la historia del death metal. El show comenzaría con “Blood of lies” proveniente del disco “Midvinterbolt”, la masacre continua con “Dead Forever”, “Dont Want To be Born” y “Lead us into War” tema de su última placa, el público expectante por disfrutar los clásicos de la banda, pero ellos golpean con “They Came To die”, en todo momento se sintió esa complicidad con el público pues los suecos desde el escenario dieron las gracias en repetidas ocasiones y el publico respondieron con gritos y coreando las canciones. Le siguen “Stand your Ground” y el ya clásico “Hammer Battalion”, en ese momento el público presente entiende que es el momento de los clásicos y la vieja escuela se hace presente, ya con un lleno máximo donde incluso costaba moverse. La banda se deshace en elogios hacia nosotros y nos repite que volverán, lo que ciertamente esperamos, como decía anteriormente llegaba el momento de los clásicos y comenzaba con “The Dark one” de su debut “Where no Life Dwells”, 30 años de trayectoria y la fuerza en el sonido y ejecución hacen que sea un deleite presenciar un show de tal magnitud. Continúan con “Sworn Allegiance” y el tema que da nombre a su nueva placa “The hunt for White Christ” en ese momento ya el público esta entregado, y nosotros sentimos como si ya fueran parte de la casa y nos atacan nuevamente con total violencia con “Execute them all” (único tema que tocaron de su joya “Across the open sea”) y luego “Into Glory Ride” dos clásicos de la historia del Death Metal que tuvimos el honor de presenciar en nuestro país y que servirían como salida de la banda para un descanso. El público por minutos coreando “Que unleashed no se vaaa” hace que la banda salga y nos de la última muestra de cómo el death debe ser ejecutado.

En un encore perfecto la masacre terminaba con el clásico “Death Metal Victory” donde el público en pleno coreó “My Warrios Scream For me- Death Metal Victory” se escuchó de forma perfecta y maravillosa. Un clásico del “Warrior” tocado 20 años después y se escuchó como si nunca hubiera pasado el tiempo (¿realmente ganó el death metal? Después de 30 años yo creo que si). Quedaba espacio para una más, y todos sabían que debía ser un clásico para terminar una maravillosa noche de brutalidad y no quedaba duda cuando se escuchaban los riff de “Before The Creation of time” a esa altura la Blondie parecía que fuera a caer a pedazos con la fuerza de la banda y los acérrimos fans que al son de esas afiladas guitarras desataban toda al furia acumulada. En ese momento todo se sintió pagada la larga espera, el show entonces terminaba de manera perfecta tanto como puesta en escena y sonido , una cercanía perfecta con el público y la promesa que volverían, porque después de esto no queremos que tan solo sea otro recuerdo en la historia del metal chileno.

Tan solo queda agradecer a la productora Spider por darnos el lujo de poder haber asistido a sus shows.

Live Review escrito : Javier “Panda” Chave